Con la llegada de la primavera y el verano nuestra piel inevitablemente está más expuesta a diversos factores que pueden dañarla. Si bien el cuidado de la misma debe ser durante todo el año, en esta época debemos ser conscientes de las atenciones que requiere para evitar futuras enfermedades como el cáncer de piel.

¿Qué es el cáncer de piel? 

Es el crecimiento anormal de las células de la piel y se suele desarrollar en la piel expuesta al sol, pero también puede ocurrir en zonas de piel que normalmente no están expuestas a la luz solar.

¿Dónde se produce el cáncer de piel?  

En la piel más expuestas al sol como: cuero cabelludo, rostro, labios, orejas, cuello, pecho, brazos y manos. En el caso de las mujeres las piernas son el lugar más común, aunque puede manifestarse en otras partes. También puede formarse en áreas que rara vez ven la luz del día como las palmas de las manos, debajo de las uñas de las manos o de los pies y el área genital. El lugar donde comienza el cáncer de piel determina de qué tipo es y las opciones de tratamiento.

Tipos de cáncer de piel

Existen tres tipos principales de cáncer de piel: carcinoma basocelular, carcinoma espinocelular y el melanoma. Este último es el más severo y según las últimas estadísticas del Ministerio de Salud de la Nación, fallecen 550 argentinos por año a causa de este tipo de cáncer de piel. Veamos un poco más en detalle sobre cada tipología. 

Carcinoma basocelular: Se producen en áreas del cuerpo expuestas al sol como: cuello o rostro. Los signos y síntomas son los siguientes: 

  • Bulto ceroso o perlado
  • Lesión plana
  • Úlcera con costras o sangrante que se cura y regresa

Carcinoma espinocelular: Se produce en áreas del cuerpo expuestas al sol como el rostro, las orejas y las manos. Las personas con piel más oscura son más propensas a desarrollar carcinomas espinocelulares en áreas que generalmente no están expuestas al sol. Los signos y síntomas son:

  • Nódulo rojo y firme
  • Lesión plana con una superficie escamosa y con costras

Melanoma: Se puede producir en la piel que no ha sido expuesta al sol y en todos los tipos de piel. En las personas con tonos de piel más oscura, el melanoma tiende a producirse en las palmas de las manos o las plantas de los pies, o bajo las uñas de los pies o las manos. En hombres: rostro o en el tronco. En mujeres: parte inferior de las piernas. 

Se debe estar atento a cambios en los lunares, pecas o manchas de la piel, las uñas o las mucosas sobre la base del ABCDE del Melanoma (Asimetría, Bordes, Color, Diámetro y Evolución) y mantener como rutina la visita periódica al dermatólogo. El Ministerio de Salud de la Nación declaró que en promedio más de 10 argentinos mueren por semana a causa del melanoma.

Entre los signos y síntomas encontramos:

  • Área grande y amarronada con pintitas más oscuras
  • Lunar que cambia de color, tamaño o sensación, o que sangra
  • Lesión pequeña con borde irregular y partes que aparecen de color rojo, rosa, blanco, azul o azul oscuro
  • Lesión dolorosa que pica o arde
  • Lesiones oscuras en las palmas de las manos, las plantas de los pies, las yemas de los dedos, o en el recubrimiento de las mucosas de la boca, nariz, vagina o ano.

Sabiendo un poco más sobres los tipos de cáncer de piel y cómo se manifiestan pasaremos a mencionar las causas del cáncer de piel. El mismo ocurre cuando se producen errores (mutaciones) en el ADN de las células de la piel. Esto ocasiona un crecimiento fuera de control de las células y la formación de una masa de células cancerosas.

El cáncer de piel comienza en la capa superior de la piel: la epidermis, que contiene tres tipos de células principales: 

- Escamosas: funcionan como el recubrimiento interno de la piel.

- Basales: producen nuevas células cutáneas y se encuentran debajo de las células escamosas.

- Melanocitos: producen melanina, el pigmento que da a la piel su color normal. Los melanocitos producen más melanina cuando te expones al sol para ayudar a proteger las capas más profundas de la piel.

Factores de Riesgo 

  • Quemaduras de sol
  • Exposición excesiva del sol
  • Climas soleados o en grandes altitudes 
  • Piel clara
  • Lunares
  • Lesiones cutáneas precancerosas
  • Antecedente de familiares con cáncer de piel
  • Antecedentes personales de cáncer de piel 
  • Exposición a la radiación
  • Sistema inmunitario debilitado

Prevención

La detección temprana del cáncer de piel te brinda la mayor probabilidad de que el tratamiento sea exitoso.

  • Evite el sol durante el mediodía
  • Usa protector solar durante todo el año 
  • Usa ropa de protección
  • Evita la cama solar
  • Ten cuidado con los medicamentos fotosensibilizantes
  • Controla la piel regularmente e informa los cambios a tu médico